😡 La VERDAD sobre los derechos de FORMACIÓN y la SENTENCIA de la AN | Fútbol FEMENINO #01

La Sentencia no ha cambiado absolutamente nada de la situación de las jugadoras sub 23. La Audiencia Nacional ha desestimado todas las pretensiones de FUTBOLISTAS ON menos la que declara que el Convenio Colectivo es extraestatutario, algo que ya era sabido por todos, y para lo que no hacía falta acudir a los Tribunales.

 

Como todos sabemos, el 22 de julio de 2020 FUTBOLISTAS ON emitió un comunicado en Twitter diciendo que habían conseguido que la Audiencia Nacional les diera la razón sobre la lista de Compensación:

Dicho comunicado ha inducido a error a un gran número de personas, incluidas las jugadoras, que por encima de todo merecen saber qué ha sucedido y qué dice la Sentencia.

 

CONTEXTO HISTÓRICO

El 18 de febrero de 2020 se firmó el primer Convenio Colectivo del Fútbol Femenino Profesional, firmado, por una parte, por FUTBOLISTAS ON y AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) como sindicatos y en representación de las jugadoras, y por otra parte la ACFF (Asociación de Clubs de Fútbol Femenino) en nombre de la patronal. Eso dejaba fuera al Real Madrid Club de Fútbol, Fútbol Club Barcelona y Athletic Club de Bilbao.
Este Convenio, a pesar de histórico, lo único que ha hecho es dar dolores de cabeza a las jugadoras. Un Convenio con un salario mínimo muy bajo, así como otros puntos distintos de dudable legalidad que han llevado a que UGT impugnara dicho Convenio, motivo por el cual aún no consta inscrito en el BOE (y no por el Coronavirus, como dicen algunas fuentes).
Pero entrando al tema en cuestión, el conflicto surge con la famosa lista de Compensación, recogido en el artículo 20 del Convenio Colectivo. Este artículo permitía que los Clubes inscribieran a sus jugadoras menores de 23 años en una lista y les pusieran un precio por derechos de formación.
Este artículo permitía también que la jugadora recibiera un 15% del importe que constaba en la lista. Por otro lado, si la jugadora renovaba con el Club, aumentaría su salario un 7% sobre el precio que constaba en la lista de Compensación. Este hecho provocó que varios Clubes incluyeran a sus jugadoras menores de 23 años pidiendo cantidades desproporcionadas por algunas de ellas.
FUTBOLISTAS ON, uno de los sindicatos que firmó el Convenio Colectivo, comentó la existencia de situaciones muy puntuales en los que la cantidad fijada como compensación para la formación se consideraba muy alta, haciendo muy difícil la contratación por otros equipos. La ACFF, por el contrario, consideraba que estos importes permitían un equilibrio, evitando que un Club deje sin jugadoras a otro, al mismo tiempo que ayudaba a incrementar el salario de las jugadoras fuera cual fuera la decisión (fichar o renovar). Esta disparidad de opiniones, llevó al sindicato a presentar el 4 de junio de 2020 demanda de Conflicto Colectivo ante la Audiencia Nacional.

 

¿QUÉ PEDIA FUTBOLISTAS ON?

Primeramente, el sindicato pedía una medida cautelar para garantizar que las jugadoras no perdieran oportunidades mientras se esperaba a la Sentencia, pero finalmente renunció con carácter previo a dicha medida.
A partir de aquí, se pedían 2 cosas:
  • Como pretensión principal se pedía que se declare la nulidad de la lista de Compensación por tres motivos:
    • Que se presentó fuera de plazo.
    • Que no se negociaron las cantidades con las jugadoras, sino que fueron fijadas unilateralmente por los Clubes.
    • Que algunas cantidades eran desproporcionadas.
  • De forma subsidiaria: que declaren que el Convenio Colectivo es extraestatutario y por tanto no se aplica a los no firmantes ni a las jugadoras no asociadas a los sindicatos.

 

¿QUÉ HA ACORDADO LA AUDENCIA NACIONAL?

La Sentencia desestima todas las pretensiones alegadas como hecho principal de la demanda, y estima únicamente la subsidiaria. Vamos punto por punto:
  • La presentación fuera de plazo. FUTBOLISTAS ON explicó que la fecha límite para presentar la lista de jugadoras a la comisión paritaria era el 1 de marzo de 2020, y que como la comisión se constituyó el 4 de marzo, debía entenderse que se había presentado todo fuera de plazo, y por tanto declararse nulo. Tras la documental aportada por las partes, la Sala consideró que debía desestimarse esa pretensión, ya que el art. 20 indica que el Club de procedencia deberá notificar a la futbolista y a la comisión a través de la ACFF, y resultó que todos los Clubes comunicaron a la ACFF su decisión entre el 28 de febrero y el 1 de marzo. Desestiman por tanto la caducidad.
  • Las cantidades no negociadas con las jugadoras: La Sala transcribió el art. 20 en su totalidad, que dice:

    “De acuerdo con el artículo 14.1 del Real Decreto 1006/1985 de 26 de julio que regula la relación laboral de los deportistas profesionales, se establece para el caso de que, tras la extinción del contrato por expiración del tiempo convenido, la Futbolista Profesional estipulase un nuevo contrato con otro Club/SAD, que éste deberá abonar al Club/SAD de procedencia la compensación que libremente haya fijado en las Listas de Compensación”.

    En el artículo, argumenta la Sentencia, no habla de la fijación consensuada de la cantidad por formación, sino que emplea el término de libertad en la determinación de los importes, por lo que también desestima esta pretensión.
  • Cantidades desproporcionadas: entiende la Sala en este punto que sí debe existir proporcionalidad. Es más, establece que: un sistema que prevé el pago de una compensación por formación en el caso de un jugador joven, puede justificarse por el objetivo consistente en fomentar la contratación, pero dicho sistema tiene que ser apto para lograr ese objetivo y por lo tanto ser proporcionado. No obstante, la Audiencia Nacional entiende que no es su competencia valorar este hecho ya que no es su función valorar hechos individuales, dado que estamos ante una demanda de conflicto colectivo. Por lo que también desestima este punto.
  • El carácter extraestatutario del Convenio Colectivo. Éste es el único punto donde dan la razón al sindicato, ya que consideran que “la Sala es constante en exigir para que el convenio pueda ser declarado estatutario se cumplan las exigencias de depósito ante la Autoridad laboral exigidas por el artículo 90 ET y desarrolladas en el mencionado RD 713/2010, de 28 de mayo. Con independencia de razones ligadas a la literalidad de las normas reseñadas, la naturaleza normativa exige la publicidad oficial del instrumento convencional llamado a regular con efectos erga omnes algunos aspectos de las relaciones laborales incluidas en su ámbito de aplicación”. Concluye por tanto estimando este extremo, declarando que el Convenio Colectivo es extraestatutario, con la consecuencia de que sólo se aplicará a los firmantes.
  •  

    ¿SE PUEDE CONSIDERAR UNA VICTORIA QUE ESTIMEN UNA DE LAS CUATRO PRETENSIONES?

    Lamentablemente, no. El hecho de que el Convenio Colectivo sea extraestatutario es un gran avance para las jugadoras que en este momento quieren fichar, pero no es una victoria, por dos sencillas razones:
    La primera, que no era necesario acudir a la Audiencia Nacional. El convenio era extraestatutario antes de esta Sentencia, y era algo conocido por todos. Por lo que no es algo que se haya conseguido a raíz de esta demanda.
    El segundo motivo, es que lo lógico y deseado es que el Convenio Colectivo se aplique a todas las jugadoras y a todos los Clubes, ya que, de lo contrario, muchas jugadoras se siguen viendo desamparadas al no poder acudir al Convenio Colectivo para temas tan importantes como el salario, porque, como dice FUTBOLISTAS ON, no se les aplica el Convenio Colectivo a las jugadoras que no estén afiliadas a un sindicato.
    Por último, está el carácter retroactivo, algo que el F.C. Barcelona dejó claro. Entendían que, aunque no hayan negociado el Convenio, se verán afectados por él con efecto retroactivo el día que se publique en el BOE. Así que, como digo, esto no es una victoria.

     

    ¿QUÉ PODRÍAN HABER HECHO LAS JUGADORAS?

    Lo mejor que podrían haber hecho las jugadoras afectadas era acudir a la vía ordinaria de la jurisdicción social de forma individual, con representación legal, para hablar de la poca proporcionalidad que se estaba dando en su situación, que, como sabemos, no afecta a todas.
    Alegar un abuso de derecho por parte del Club de procedencia, y pedir Sentencia declarando el importe como abusivo, obligando al Club a modificarlo, quizá hubiera sido la mejor solución.
    Lo que está claro es que las jugadoras siguen desprotegidas, y que incluso con Convenio Colectivo, sienten que les están tomando el pelo.
    ¡Saludos y nos vemos en el siguiente post!
/ Derecho Deportivo