Analizamos el caso #YosoyBorja: Héroe o Imprudente | Homicidio imprudente y legítima defensa.

Buenos días a todos.
Sé que es fin de semana, pero a raíz de los acontecimientos del caso Borja, he creído conveniente hacer un vídeo dando unas breves pinceladas sobre el tema, para que si os toca hacer de “cuñaos” en alguna comida familiar tengáis otro punto de vista que no únicamente el de los medios de comunicación. Primero de todo, vamos a explicar brevemente lo que es la “LEGITIMA DEFENSA”.

 

LEGÍTIMA DEFENSA

Se compone de dos factores fundamentales:
  • El animus defendi
  • La proporcionalidad.
El animus defendi no es más que la conducta que se exige del autor, que deberá actuar para defenderse a sí mismo o a un tercero de una agresión injusta.
Por otro lado, la proporcionalidad es un indicador que nos dice que la defensa debe ser proporcional a la agresión recibida. Por ejemplo, yo no puedo defenderme del insulto de otra persona con un disparo.

LA SENTENCIA

Bien, ahora que sabemos un poco más sobre la legítima defensa, vamos a analizar los hechos probados del caso Borja:

Según los mismos, se desprende que Borja, junto con dos personas más, auxiliaron a Maria Jesus, que estaba siendo golpeada por Pedro e Isabel, que como todos sabemos, querían robarle el bolso.

Borja corrió tras Pedro, y se produjo un forcejeo mediante el cual Borja consiguió el bolso. No obstante, le propinó a Pedro dos puñetazos, ocasionando que el ladrón cayera al suelo y falleciera poco después por un traumatismo craneoencefálico con hemorragia cerebral.

CONCLUSIONES

Por lo tanto, volviendo a los conceptos mencionados anteriormente sobre la legítima defensa, encontramos que Borja no agredió a Pedro para defender a la víctima, pues Maria Jesus estaba ya fuera de peligro, sino para recuperar el bolso, siendo por tanto los puñetazos totalmente innecesarios.
Entendiendo la ley de la legítima defensa, el robo justifica la persecución, e incluso el forcejeo, pero no se encuentra ningún tipo de proporcionalidad en los puñetazos que ocasionaron el resultado de muerte.

Es por eso que Borja fue condenado por Homicidio Imprudente, y no se pudo aplicar la Legítima Defensa.

/ Otros