Acta con Avenencia

En este caso un cliente contactó con nosotros el último día de los 20 días hábiles para poder impugnar un despido.

Por suerte, presentamos la papeleta de conciliación a tiempo y pudimos negociar con la empresa, que reconoció que el despido era improcedente.

En este caso, el motivo fue que no le despidieron, sino que emitieron carta de fin de contrato, ya que tenía un contrato de obra y servicio.

No obstante, y como ya vimos al estudiar la documentación, el contrato estaba realizado en fraude de ley, y por tanto considerado indefinido de forma automática. Esto convirtió la carta de fin de contrato en un despido improcedente, con el pago de los 33 días por año trabajados.

Un trabajo que tuvo que realizarse a toda velocidad ya que el cliente nos avisó tarde, pero finalmente pudimos solucionarlo todo en la conciliación.

¡Podemos ayudarte!

Ponte en contacto con nosotros y resolveremos tu caso.