Despido colectivo encubierto

Este fue uno de los primeros casos de AGD Abogados, en el que una empresa empezó a despedir a trabajadores de forma intermitente con la finalidad de ocultar que se trataba de un despido colectivo.

Tras muchas negociaciones y pocas facilidades de la empresa, fuimos hasta el final.

Se tuvo que solicitar la acumulación, ya que se iban presentando papeletas de conciliación y la correspondiente demanda a medida que los trabajadores iban siendo despedidos.

Llegada la vista, la empresa decidió ofrecer algunas cantidades a nuestros clientes. Dos de ellos decidieron aceptar, y ese es el acuerdo que aquí se expone.

El resto de trabajadores continuó el procedimiento aunque finalmente también se terminó con acuerdo, que se expondrá en nuestra página en breve.
Es de vital importancia que entendamos que un despido colectivo debe realizarse con todas las garantías. En este caso se trataba de una empresa con menos de 100 trabajadores, que despidió a 10 trabajadores de forma muy continuada en el tiempo, lo que implica que hablamos de un despido colectivo, que debe cumplir una serie de requisitos, como el período de consultas y las negociaciones de indemnización para los trabajadores afectados. Al no hacerlo, tenían derecho a acudir a sede judicial para que Su Señoría apreciara si realmente se trataba o no de un despido colectivo, con la consecuente indemnización para los trabajadores.

Una vez más, vemos que en muchas ocasiones es mejor un acuerdo antes de entrar en sala, sobretodo en materia laboral, no solo a la empresa (ya que se ahorra cantidades) sino para el trabajador, que debe sufrir un estrés él y otros compañeros.

¡Podemos ayudarte!

Ponte en contacto con nosotros y resolveremos tu caso.